Nuestra sociedad ha de reconocer la importancia de la salud mental.

Parece que en nuestra sociedad cada vez es más común que cuidemos no solo nuestra salud física, sino también mental, siendo crucial el cuidado y gestión de nuestras emociones y relaciones sociales para disfrutar de una vida plena. Ya no es tan sorprendente acudir a terapia psicológica cuando tenemos problemas de carácter psicológico, pero, ¿es esto del todo cierto?

Palabras como “no es un persona normal”, tabús en torno a la enfermedad mental, a la toma de medicación psiquiátrica o a problemas de carácter psicológico siguen vigentes en la sociedad y naturalmente esto resiente el bienestar de las personas y familiares de alguien que tenga un diagnóstico o esté atravesando un mal momento vital. En el caso de nuestr@s pequeñ@s la situación es aún más compleja dado que no cuentan con la madurez ni las herramientas necesarias para relativizar esta estigmatización de la salud mental.

Ayudemos a nuestr@s pequeñ@s, no les etiquetemos:

Como padres y/o educadores puede resultar muy difícil asimilar y entender que nuestros hijos puedan tener un diagnóstico, una etiqueta, que en muchos casos acompaña a la persona toda la vida y nos pueden asaltar muchas dudas acerca de cómo lidiar con esta situación tales como si hay que informar al entorno del menor o no, o incluso al propio niño, por eso, en nuestro próximo programa de radio del mes de marzo daremos pautas psicoeducativas de cómo afrontar un diagnóstico, así como de cómo ayudar a los propios educadores y padres, siempre desde el respeto y eliminando tabús, dado que lo valiente es reconocer que ante un problema lo más idóneo es buscar solución.

No olvidéis sintonizar Onda Cabanillas en la 107.0 el primer domingo de marzo y publicar aquí todas vuestras preguntas acerca del tema, ese día os las responderemos.